Reflexión primeros 6 meses de viaje

Reflexión primeros 6 meses de viaje

Aquí estoy en la isla de Pulau Kapas intentando reflexionar sobre estos primeros 6 meses de viaje. Los niños juegan en la playa y yo, aprovechando uno de los pocos (poquísimos) momentos de soledad que tengo, intento ponerle palabras a tanto sentimiento y a este carrusel emocional que estamos viviendo.

Salimos de casa un 10 de enero y sin apenas darnos cuenta nos hemos plantado ya casi en julio. Siento que la vida va demasiado deprisa y no nos da el tiempo ni el espacio necesario para asimilar todo como deberíamos. Cuando tienes hijos el tiempo aprieta el acelerador y no hay quien lo pare. Los que tenéis hijos sabréis perfectamente de lo que hablo.

Siento que la vida vuela, pero a diferencia de cuando estábamos en casa, siento que ahora la vida NO se nos escapa. Siento que la estamos aprovechando y exprimiendo hasta el último minuto como más nos gusta, juntos. Porque el objetivo principal de este viaje siempre ha sido regalarnos tiempo en familia.

Como hablábamos en el primer post sobre este gran viaje, este viaje tiene como único objetivo comprar tiempo. Un tiempo que sentíamos que se nos escapaba y que no administrábamos como nosotros queríamos, sino como la sociedad nos imponía. Ahora somos dueños de nuestro tiempo y lo vivido durante estos 6 meses nos acompañará el resto de nuestras vidas.

Sin darnos cuenta hemos llegado al ecuador de este gran viaje. O eso creemos. Este viaje aún no tiene una fecha de regreso. Aún no existe un vuelo de vuelta a casa. Lo que planeamos que puede durar 12 meses, quizás dure 10 o quizás dure 13. Da igual…

Aunque permitirme que os diga una cosa… Este viaje no morirá ni acabará nunca. Siempre estará con nosotros. Y nos acompañará el resto de nuestras vidas.

Aprovecho hoy también para reflexionar sobre los miedos. Esos compañeros de viaje que se metieron en la mochila y aún nos acompañan. Salimos de casa con unos miedos que pesaban incluso más que el equipaje. Fuimos valientes y decidimos lanzarnos a la aventura sin mirar atrás. Pero eso no significa que no tuviéramos miedos. Siguen aquí. No se han ido. Continúan con nosotros. Pero convivimos con ellos de otra forma y cada día se van empequeñeciendo y pesan menos. Diríamos que hemos aprendido a convivir.

Este viaje nos está aportando una unión aún más fuerte como familia. Ahora nos escuchamos más, nos comprendemos más, nos entendemos mejor y tenemos aún más complicidad.

Estando de viaje estamos juntos las 24 horas del día. Para lo bueno y para lo malo. Y eso es algo que nos encanta. Con solo un gesto sabemos lo que le pasa al otro. Estamos disfrutando de la maternidad/paternidad como siempre habíamos querido. A nuestra manera. Sin imposiciones externas. Hemos salido de la rutina, y hemos creado otras rutinas que van y vienen. Vivimos más conscientes, con menos cosas materiales. Estamos más comprometidos con el planeta. Maternamos y paternamos de una forma más plena y consciente. ¡Y estamos creando recuerdos imborrables que durarán para siempre!

Viajar con niños es maravilloso pero no es todo de color de rosa. Viajar con niños no es fácil, y menos por tanto tiempo. Es como la vida misma. Tenemos días buenos y días malos. Vivimos intensamente desde que abrimos los ojos hasta que los cerramos. Cada día. Y esa intensidad agota a cualquiera.

Son muchísimas las incomodidades de viajar por largo tiempo con mochila y con niños pequeños. A veces bromeamos diciendo que el próximo viaje lo haremos en furgo para no tener que andar haciendo y deshaciendo equipaje constantemente. Cambios de alojamiento, largos desplazamientos, no tenemos rutinas fijas, llevamos nuestra casa a cuestas, dos cuerpos cargan con el equipaje de cuatro personas…

Nadie dijo que fuera fácil… ¿verdad?

Pero viajar engancha y es lo que nos hace felices. Somos felices descubriendo nuevos países juntos, conociendo gente nueva a cada paso, aprendiendo nuevas palabras en idiomas distintos, explorando islas paradisíacas, selvas, viendo animales en libertad y explorando ciudades increíbles… Viajar es como volver a ser niños. Viajar nos hace sorprendernos a cada paso. Descubrir el mundo los cuatro juntos es nuestra mayor felicidad.

Hoy cumplimos 6 meses de viaje. Ahora ya escribo desde Borneo. Aquí estamos. Cumpliendo sueños y emocionándonos con la vida. Viendo orangutanes en libertad. Después de 6 meses y mil experiencias hay una cosa que tenemos clara…

¡Este está siendo el dinero mejor invertido de nuestra vida!

¡Por muchos meses más y que nuestros sueños sean siempre más grandes que nuestros miedos!

Comments

  1. Toful15 says

    Hola soy Cristóbal ,toful15 y os estoy siguiendo desde hace muy poco pero estoy encantado y enamorado de este viaje de esta valentía y este disfrute que transmitís día a día a todos los usuarios que os siguen…
    Muchísimas gracias por regalarnos este espectacular viaje y todas estas vistas y fotografías y vídeos de un sitio tan paradisiaco.
    😍🥰😘😎!!
    Sois muy grandes Family!

  2. Emma says

    Sólo puedo deciros enhorabuena. Estamos siguiendo vuestros pasos y sois una gran inspiración para un viaje que queremos realizar madre/hija, espero que no muy tarde.
    Un abrazo grande y a comerse el mundo!

  3. Rut Rico says

    Os sigo desde hace poco, pero me gustaría saber cómo lo habéis he hecho con vuestro trabajo.?? Hace poco le planteé algo parecido a mi marido, aunq sería menos tiempo pero para desconectar un poco de esta vida tan rutinaria q llevamos y disfrutar más de la naturaleza y que nuestro hijo sepa q el mundo es maravilloso. Lo malo es q es hijo único y si no hay más niños no quiere ir a ningún sitio jijiji…

  4. Jordi says

    Me’n alegro molt que us faci tant feliç aquest viatge. Pels nens segur que també està sent una experiència increïble, encara que no en siguin tant conscients…

    Quines ganes de veure-us. Ja falta poquet per a que arribem i poguem experimentar aquesta llibertat, ni que sigui només per 15 dies.

    Veig que han valgut la pena tots els sacrificis que heu fet per poder emprendre aquest viatge. Us el mereixeu.

    Acabeu de gaudir els mesos que falten, i després a planificar el següent! 😘😘

  5. Graciela says

    Ooole, ooole y ooole!!!
    Qué maravilla leerte y que gran viaje el que estáis realizando.
    Me alegro de haberos conocido… A ver si os encuentro donde las tartas de queso, que voy ahora para allí.
    Feliz viaje!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *