Nuestros 5 motivos para viajar a Nepal con niños

¿Por qué decidimos Nepal para nuestro primer “gran viaje” en familia?

nepal008

Cuando nos planteamos realizar un “gran viaje” con nuestro hijo (para nosotros un gran viaje era cambiar de continente), él no tenía aún ni un año y medio.

Habíamos viajado con él por España y Portugal, pero irnos a Asia era todo un reto.

Una noche, sentados en el sofá viendo la película “Katmandú, un espejo en el cielo” (de la directora Icíar Bollaín) se nos encendió la lucecita y en ese momento decidimos que nos iríamos a Nepal en familia. Fue una locura. Una decisión tomada así en caliente. Y los que me conocen saben que cuando yo tomo una decisión no miro atrás ni para tomar impulso. Esa noche no pude dormir de la emoción. Volver a Nepal. Sólo pensaba en eso.

Hubo varios motivos importantes que nos hicieron decantarnos por Nepal:

  1. Ya habíamos estado en Nepal. Pero nunca juntos. Yo estuve en Nepal durante mi viaje de 4 meses en el que recorrí junto a mi amiga Nepal y la India. Mi marido había estado en Nepal también durante su viaje de 4 meses recorriendo India y Nepal con dos amigos más. Los dos volvimos enamorados del país y su gente, pero nunca habíamos estado juntos.
  2. Slowtravel. Al haber estado ya en el país, y conocerlo a fondo, nos planteamos un viaje muy tranquilo y muy pausado. El objetivo no era visitar todos los lugares de interés, sino disfrutar de su gente, e ir al ritmo de nuestro hijo. La mejor manera de viajar para nosotros siempre ha sido esta, y más ahora viajando en familia.
  3. Malaria y dengue. Evitaríamos las zonas endémicas de malaria y dengue. No nos moveríamos del Valle de Katmandú. Leímos que no había riesgo en Katmandú ni en los típicos trekkings del Himalaya. Eso nos dio tranquilidad. Algún día explicaré como volví a casa de mi segundo viaje a la India con el maldito dengue
  4. El dinero. Era un viaje que económicamente nos podíamos permitir. Ya no es lo mismo pagar un viaje para dos que para tres. Para nosotros viajar a países de Asia es relativamente barato, si lo comparamos con viajar a otros países de otros continentes.
  5. Su gente. Lo más importante para nosotros, lo que realmente nos hizo decidirnos por Nepal… fue la calidad humana de su gente. No conozco a nadie que haya viajado a Nepal y no haya vuelto enamorado del país. La gente es sumamente cálida, cercana, amable, y dispuesta a ayudar. Para nosotros el motivo más importante, por encima de todos los demás.

Nos planteamos este viaje también como una “prueba de fuego”.

¿Cómo lo llevaríamos? ¿Sería tan diferente de los viajes que antes realizábamos sin hijos?

Saldríamos de nuestra zona de confort, de los horarios y las rutinas que tanta seguridad proporcionan a los niños. No sabíamos cómo íbamos a llevar tantas horas de avión, la comida tan diferente a la nuestra, el cambio horario y las condiciones higiénicas limitadas por no decir insuficientes (siempre comparando con las condiciones higiénicas que tenemos en nuestro país, claro está). Nos daba miedo exponer a nuestro hijo a posibles enfermedades del viajero (diarrea, vómitos…).

Era ponernos a prueba, era el primer gran viaje en familia.

Todo eran miedos y preguntas que nos hacíamos el uno al otro, pero nuestra cara se iluminaba cada vez que hablábamos sobre el viaje. Estábamos emocionados.

Volvíamos a estar donde nos gusta estar.

Estábamos en marcha. Un viaje se estaba cocinando.

1 comentario en “Nuestros 5 motivos para viajar a Nepal con niños”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba