Reflexiones previas a nuestro viaje a Irán

Irán nunca había sido un país que nos llamara la atención. No por nada en especial, sino porque era un país completamente desconocido, del que no sabíamos nada. No estaba en nuestros planes de viajes futuros. Hasta que un día topamos con Jota y Dani del blog de viajes Marcando el Polo y leímos sus relatos de viaje a Irán (es un blog completísimo y para nosotros uno de los mejores que existen actualmente en habla hispana).

Ellos hicieron que nos picara la curiosidad por visitar Irán, y esa curiosidad fue en aumento leyendo otros blogs donde los viajeros explicaban tan buenas experiencias en ese país.

Hemos leído mucho sobre la hospitalidad iraní, y nos pareció un país perfecto para nuestro viaje en familia con nuestro hijo de casi 4 años y estando yo embarazada de nuestro segundo hijo.

Como siempre hacemos, no comunicamos a nadie nuestras intenciones viajeras hasta que ya tenemos comprados los billetes de avión. Y así hicimos.

Cuando dimos la noticia a amigos y familiares de que nos íbamos de viaje nuevamente (además estando yo embarazada) y que el destino esta vez era Irán… casi les da un ataque al corazón a más de uno.

La pregunta: ¿Pero vosotros estáis locos o que os pasa? fue la que más escuchamos esos días. Fue la primera reacción de casi todos a los que conocemos.

Irán es un país completamente desconocido para la mayoría. Se transmite una imagen de él des de los medios de comunicación que poco tiene que ver con la realidad del país. Se la confunde con su vecina Irak, actualmente en guerra y muy inestable. Tengo que confesar que antes de interesarnos por este país tampoco teníamos mucha idea de que pasaba en él.

Vemos Irán como el momento perfecto también para practicar couchsurfing y alojarnos con personas locales para poder conocer de primera mano la cultura iraní.

Siempre que viajamos nos gusta relacionarnos con la gente, charlar con ellos y mezclarnos así con la cultura del país.

Viajar con niños te abre aún más las puertas de la población local, de sus casas y de su vida. Y esa es la mejor parte de viajar.

Porque la cultura de un país es su gente. Cuando recordamos países por los que hemos viajado, recordamos las personas a las que conocimos. Los mejores recuerdos siempre van ligados a vivencias personales con la gente del lugar. Es lo que nos llega a lo más profundo de nuestros corazones. Y lo que nos queda para siempre.

A la vuelta del viaje os contaremos que tal ha sido nuestra primera experiencia viajando con couchsurfing, si es que lo conseguimos…

Tenemos muchas ganas de descubrir Irán, de conocer mejor su cultura y de dejarnos llevar por un viaje que seguro que será fascinante.

Y de volver a estar en movimiento, viajando y en familia. ¡Que es como nos gusta estar!

¡A la vuelta os lo contamos todo!

6 comentarios en “Reflexiones previas a nuestro viaje a Irán”

  1. ¡Hola Patricia!

    ¿Qué decirte? ¡Acertadísima elección! Yo estuve en octubre del año pasado y suscribo todo lo que dices, desde la reacción de los demás a la hospitalidad. Irán es una joya que incluso se agradece que sea «desconocida», por lo auténtico del lugar.

    Eso sí, otra cosa curiosa es la reacción de la gente una vez has vuelto del viaje =) En cuanto les enseñas las fotos, les hablas de tus experiencias con los iraníes, y sobre todo de su hospitalidad, esa reacción cardíaca de antes del viaje se convierte en envidia. ¡Hasta conseguí hacer cambiar de parecer a mi abuela!

    Por pura curiosidad, ¿cuánto tiempo vas? Ya me imagino que tendrás todo el plan (o casi todo) cerrado, pero bueno, si en algo puedo ayudar y tienes alguna pregunta, me he pasado 4 meses hablando a todo el mundo de las maravillas del país (en mi blog hay una guía).

    En fin, buen viaje y que disfrutes del maravilloso pueblo iraní, ahora soy yo el que no puede evitar cierta envidia (sana =D).

    ¡Un saludo!

    Jabi

    1. Hola Jabi! Que ilusión leer tu comentario y que te hayas pasado por nuestro blog! Tu no lo sabes pero tu guía de Irán la tenemos más que leída y releída! Felicidades por esa guía tan completa sobre Irán!!
      Nosotros estaremos en el país 15 dias. No tenemos ningun plan cerrado, de hecho solo tenemos reservadas las dos primeras noches de hotel en Teherán porque llegamos de madrugada, y un vuelo interno a Shiraz. El resto lo dejamos en manos de la improvisación. Queremos visitar Teheran, Kashan, Isfahan y Shiraz. Viajamos con un niño y yo embarazada, así que viajamos lento y disfrutando de los lugares.
      Tienes un blog chulísimo!
      Un abrazo Jabi!

  2. Hola!!!! me encanta todo lo que cuentas en el blog, tenemos muchas de viajar a Irán y estamos pensando seriamente en hacerlo este verano. Iríamos con nuestra hija de 18 meses ♥.

    Mi única y mayor duda: Solo podemos ir (por mi trabajo) durante la última semana de julio, primeras de agosto.. crees que el calor puede ser un «problema» para la niña? obviamente no iríamos hasta el desierto..

    Mil gracias!!!

    1. Hola Tatiana! Nosotros fuimos en primavera, en marzo. No sabemos de primera mano el calor que puede llegar a hacer en agosto. Es verdad que puede llegar a ser muy caluroso, pero Irán es muy grande y hay zonas de todo tipo, con climas diferentes. Creemos que el calor no tienen que ser un impedimento para ir de viaje. Hace poco hemos estado visitando los templos de Angkor con los niños y un calorazo infernal jeje. Mírate bien las zonas donde quieres ir. Nosotros te recomendaríamos hacer la parte del norte y bajar como mucho hasta Isafahan. Si tienes cualquier otra duda no dudes en escribirnos! Un abrazo y buen viaje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba